BIENVENIDO NUEVO REGLAMENTO DE PROTECCIÓN DE DATOS

BIENVENIDO NUEVO REGLAMENTO DE PROTECCIÓN DE DATOS

El nuevo Reglamento General de Protección de Datos se encuentra en vigor desde abril de 2016, es de aplicación obligatoria para todas las empresas de la Unión Europea (UE) a partir del 25 de mayo de 2018.

Uno de los principales objetivos de la nueva normativa es el de aumentar la protección a las personas físicas ante el tratamiento y la libre circulación de cualquier tipo de datos personales en un contexto de actividades profesionales.

Con el nuevo Reglamento General de Protección de Datos existe una necesidad de consentimiento inequívoco y explícito del uso de esos datos.

Como puntos a destacar, señalaríamos los siguientes:

  • En primer lugar da totalmente “la vuelta” a cómo se gestionan los datos personales. Las empresas deben ser conscientes de que los datos que tratan no son suyos, sino de los titulares, y que sólo pueden utilizarlos para las finalidades para las que ha sido autorizados o para las que están legitimados por ley, debiendo poder demostrarlo.
  • El segundo aspecto es sobre las medidas de seguridad. Las empresas deben tratar los datos personales con el mismo cuidado que tratarían una materia prima peligrosa necesaria para su proceso de producción, es decir, aplicando todas las medidas de seguridad necesarias.Lo cual implica,  previamente haber valorado el riesgo de su tratamiento.
  • Un tercer punto a destacar, es la imposición de claridad y transparencia. Se ha abusado mucho de las cláusulas ininteligibles, llenas de referencias a leyes y reglamentos. El consentimiento deberá ser concedido a través de un formulario fácil de entender y de acceder que indique la finalidad de los datos.

A partir de ahora se debe informar y solicitar autorización de forma clara e independiente.

No está permitido vincular autorizaciones, que no sean directamente necesarias para prestar los servicios, a la solicitud o contratación de los mismos, además, cada autorización debe ser independiente.

Con todo ello, se da mayor control de sus datos personales a los ciudadanos, ampliando sus derechos a decidir cómo desean que sus datos sean tratados y cómo quieren recibir información de las empresas.