El Ministerio de Trabajo lanza un nuevo plan contra el abuso de la contratación temporal y tiempo parcial.

El Ministerio de Trabajo lanza un nuevo plan contra el abuso de la contratación temporal y tiempo parcial.

Resumen de la Instrucción 4/2019 de 7 de agosto de 2019, sobre la aprobación y ejecución en el año 2019 de sendos planes de choque contra la contratación fraudulenta y contra el uso irregular de la contratación a tiempo parcial.

El objetivo de ambos planes, acordados en el Consejo de Ministros, es afrontar y regularizar el fraude detectado y generar un efecto disuasorio.

Ambos están dirigidos a dos de los considerados por el Gobierno “principales problemas del mercado laboral español”.

Las referidas campañas se desarrollarán entre agosto y diciembre de este año.

Contenido de las campañas:

1.- Plan de choque 2019 contra el fraude en la contratación temporal: tiene por objeto analizar los contratos temporales que se hayan podido suscribir de forma fraudulenta o con superación de los límites temporales de duración, y proceder a regularizar los mismos, adoptando las medidas que resulten procedentes.

2.- Plan de choque 2019 contra la utilización irregular de la contratación a tiempo parcial: tiene por objeto analizar los contratos a tiempo parcial en los que la jornada declarada en el contrato no se corresponda con la realmente realizada, procediendo en su caso a la regularización tanto de la jornada como de la situación de seguridad social de los trabajadores afectados.

Fases:

La primera fase, se centrará en analizar y detectar posibles situaciones de fraude, tanto en materia de contratación temporal como de trabajo a tiempo parcial. Las empresas con posibles situaciones de fraude recibirán una comunicación por parte de la ITSS, instando a que revisen su situación y advirtiéndoles de la realización de actuaciones inspectoras de comprobación en caso de no regularización, para lo que se dará un plazo de un mes. El Ministerio tiene previsto enviar 85.000 comunicaciones a partir de finales de agosto.

En una segunda fase, se procederá a la comprobación por parte de la ITSS de que las modificaciones indicadas a las empresas hayan sido realizadas respecto de la situación de sus trabajadores, asimismo, una vez comprobado los casos en que no se hubiese realizado la regularización, se llevará a cabo la actuación por parte de la Inspección de Trabajo.

Valoración:

Los nuevos planes que hemos referido aspiran a tener efectos disuasorios y también recaudatorios. El hecho de que estos planes pongan el acento en la contratación fraudulenta a tiempo parcial, con un mayor número de trabajadores afectados persigue el afloramiento de empleo sumergido, con el consiguiente impacto en el incremento de cotizaciones y recaudación fiscal.

Dpto. Jurídico Grupo Clave.