¿Cómo afecta el teletrabajo al trabajo en equipo?

¿Cómo afecta el teletrabajo al trabajo en equipo?

¿Cómo afecta el teletrabajo al trabajo en equipo? 

El teletrabajo ha llegado para quedarse. La pandemia ha adelantado una forma de trabajar que ya se estaba implantando en muchos paíse30s. Podemos ser más o menos reacios a trabajar en casa, pero lo cierto es que la tendencia favorece el incremento de los días que vamos a trabajar desde nuestro hogar en un futuro próximo. 

Entre otros muchos retos que el teletrabajo nos plantea, está el trabajo en equipo. Gestionar un equipo desde la distancia no es una tarea fácil. En Grupo Clave llevamos más de 30 años ayudando a las empresasresolver sus conflictos e implantar mejoras trabajando mano a mano con nuestros clientes, no dudes en consultarnos si deseas resolver tus dudas sobre nuestros servicios.  

¿Qué problemas podemos encontrarnos durante el teletrabajo? 

Como es lógico, el teletrabajo trae consigo una serie de riesgos o problemas a los que quizá tengamos que enfrentarnos para que nuestro equipo funcione correctamente. 

Los trabajadores que no se sientan especialmente comprometidos con nuestra empresa, puede que aprovechen la situación del teletrabajo para realizar sus tareas más pausadamente o trabajar de manera que su productividad se vea afectada.  

No responder a los emails o llamadas

Puede ocurrir que necesitemos contactar urgentemente con algún miembro del equipo y que este no responda a nuestras llamadas o emails durante varios minutos, es difícil saber si el empleado estaba realmente ocupado haciendo su trabajo o no se encontraba cerca del dispositivo para poder responder ya que estaba haciendo otra cosa diferente.  

Utilizar el tiempo para realizar otras actividades 

La seguridad de no sentirse vigilados, estar en su zona de confort dónde nadie puede saber qué es lo que realmente están haciendo, puede conducir a los trabajadores a realizar tareas que no estén relacionadas con su trabajo.  

Puede que simplemente aprovechen cinco o diez minutos para hacer las tareas del hogar, hablar con las personas que conviven o incluso, los menos comprometidos, pueden atreverse a ver sus series o películas favoritas. 

No tener un espacio propio para trabajar 

Puede que no dispongan de una zona habilitada en su hogar exclusivamente para ellos, dónde nadie los moleste y puedan concentrarse sin distracciones. Muchos trabajadores comparten el espacio de trabajo dónde sus hijos juegan o ven la televisión, esto puede empeorar su productividad o la calidad de su trabajo. Es algo que no podemos controlar, pero debemos tener en cuenta, no todos estaban preparados para esta situación o tienen los recursos suficientes para adaptarse de la mejor forma posible.  

¿Cómo favorecer el trabajo en equipo durante el teletrabajo? 

Es importante realizar un sobreesfuerzo para que el equipo siga teniendo una buena conexión. Tenemos que tener en cuenta que las personas que trabajan desde su hogar pierden el contacto con sus compañeros lo que enfría poco a poco su relación personal y profesional. Para poder evitarlo, existen una serie de pautas que podemos aplicar: 

    • Comunicación 

Fundamental, siempre, mucho más en esta situación. Dedicar tiempo a ver cómo ha transcurrido la semana, el día, q tareas hay pendientes, las dificultades que los miembros del equipo han encontrado y cómo podemos solucionarlas, etc. El equipo debe sentir que sigue trabajando en conjunto, que no está trabajando sólo, aunque no esté físicamente con sus compañeros.  

Establecer reuniones, canales de comunicación principales donde todos tengan acceso a la información y que en todo momento sean conscientes de lo que está pasando dentro de la organización. 

    • Motivación 

Debemos empatizar con las personas de nuestro equipo, para algunos el teletrabajo es fácil de aplicar e incluso mucho más cómodo que el trabajo en oficina, pero no es lo mismo para todos. Reforzar la motivación, valorar el esfuerzo que están haciendo y agradecerlo. Buscar soluciones para aquellos que no consiguen adaptarse todavía a esta nueva situación ofreciéndoles una mayor flexibilidad. Una vez más, pedir el feedback y escucharlos, sus propuestas de mejora o sus quejas, esto nos da una información muy valiosa de cómo debemos proceder para intentar mejorar la calidad del teletrabajo.  

    • Coordinación, planificación, organización 

Importante, que se sientan guiados sin perder su autonomía, no podemos dejar el equipo a la deriva. Establecer metas, tiempos de entrega (factibles), KPI’s donde podamos analizar qué debemos mejorar, cuáles son nuestras debilidades como equipo, qué está funcionando bien para poder darles un feedback basado en datos y así ser plenamente conscientes de lo que está pasando a nivel general.  

En conclusión, el teletrabajo puede traernos muchos beneficios, debemos saber adaptarnos y trabajar las debilidades que encontremos en este ámbito. Conseguir adaptarnos a los cambios es algo enriquecedor para todos.