plan de onboarding

¿Cómo hacer un plan de onboarding efectivo?

Published On: 03 enero 2022Categorías: Consejos

En el momento que una persona trabajadora se incorpora a una empresa es importante hacerla sentir cómoda desde el primer momento para favorecer su adaptación y motivación. En este artículo te contamos cómo conseguirlo. ¡Sigue leyendo! 

¿Qué es el onboarding en una empresa? 

En el ámbito de los recursos humanos, el onboarding es el proceso de recepción e integración de una nueva persona trabajadora en una organización. Esta actividad cuenta con varios objetivos: 

  • Informar sobre cómo funciona la compañía. 
  • Comentar la política interna de la empresa. 
  • Transmitir la misión, visión y valores. 
  • Situar su puesto de trabajo dentro del organigrama empresarial. 
  • Establecer cuáles serán sus funciones, objetivos y herramientas de trabajo. 
  • Presentar a los compañeros y compañeras. 

De este modo, se busca que la persona trabajadora que se incorpora se familiarice cuanto antes con su entorno de trabajo y se sienta cómoda en la empresa.  

 

Selección Especializada & Headhunting

 

Pasos para realizar un onboarding efectivo 

A continuación, te contamos la hoja de ruta que debes seguir para llevar a cabo con éxito el proceso de aterrizaje e integración de una nueva persona trabajadora: 

1. Claridad en la información 

Para realizar un proceso de onboarding eficaz es necesario tener bien definidos ciertos aspectos como, por ejemplo, la misión, visión y valores de la empresa, el organigrama y las funciones de los puestos de trabajo. De este modo, tendrás claro qué es aquello que deseas comunicar a la nueva incorporación y podrás transmitir el mensaje de manera clara. 

Idealmente, esta información ya será presentada con anterioridad a la contratación, tanto en las ofertas de trabajo como durante el proceso de entrevistas, ya que, para poder asegurarte que un/a candidato/a se ajusta a las necesidades de un puesto de trabajo, también es necesario comprobar si sus valores y objetivos encajan con los de la organización. 

2. Pre-onboarding 

Una vez que has comunicado a la persona candidata que ha sido elegida para incorporarse al equipo y antes de que llegue su primer día de trabajo, es recomendable realizar ciertos preparativos que hagan que su entrada sea lo más agradable posible. 

Para ello, es aconsejable que, durante ese periodo de tiempo, recopiles la información y que le expliques a la nueva incorporación en qué va a consistir su proceso de onboarding. Asegúrate de que la comunicación es fluida y agradable, y trasládale a esa persona las ganas que tenéis de que se incorpore a la compañía. 

Asimismo, debes preparar toda la documentación que quieres mostrarle a la nueva persona integrante como, por ejemplo, el manual de bienvenida o la presentación corporativa. También es recomendable comentar al resto del equipo que va a haber una nueva contratación y cuándo se va a realizar para que todo el mundo se sienta involucrado. 

 3. Onboarding: primer día de trabajo 

El día en el que la persona finalmente se incorpora es especialmente importante y debes asegurarte de que todo salga bien. De este modo, conseguirás que se lleve una buena impresión y que se sienta motivada para realizar su trabajo.  

Estas son algunas de las acciones que puedes llevar a cabo: 

  • Elige a un/a trabajador/a para que le realice una visita guiada a la nueva persona trabajadora por las instalaciones y le presente al resto de los equipos. 
  • Preséntale la empresa de forma oficial, incluyendo la documentación mencionada anteriormente como la presentación corporativa. 
  • Muéstrale cómo acceder a las distintas plataformas y herramientas que va a utilizar en su día a día. 
  • Realiza una reunión de presentación con el equipo de trabajo del que va a formar parte. 
  • Regálale un pequeño detalle de bienvenida como, por ejemplo, una taza o una libreta con el logo de la empresa y/o su nombre.

4. Onboarding: primera semana de trabajo 

Durante la primera semana, es recomendable compartir con la nueva persona trabajadora una hora de ruta en la empresa, transmitiéndole claramente cuáles son las funciones que tendrá que desempeñar y las etapas por las que va a pasar. Tómate tu tiempo para explicárselo y, sobre todo, intenta dosificar la información para no abrumarla. Asegúrate de que el líder del equipo al que pertenece la persona contratada se reúne con ella para saber qué tal está siendo su aterrizaje y resolver todas sus dudas.  

El onboarding de una nueva persona trabajadora no termina tras su primera semana, sino que se mantiene a lo largo de sus primeros meses de trabajo, si bien la mayor dosis de información se produce al principio. Por eso, es importante que mantengas un seguimiento de su adaptación a la empresa, a los/as compañeros/as y al puesto de trabajo, y que tanto tú como el resto de las personas de la compañía transmitan un mensaje de motivación y positividad. 

Selección Especializada & Headhunting

Como acabamos de explicar, un plan de onboarding efectivo es fundamental para que una nueva persona trabajadora se adapte al nuevo entorno de trabajo. En Grupo Clave somos expertos en procesos de selección especializados y headhunting y te ayudaremos a que la recepción de las nuevas personas trabajadoas sea lo más cómoda posible. ¿Hablamos? 

Comparte este artículo

Categorias

Entradas recientes