Por fin ha llegado el verano, esa época del año donde muchas personas disfrutan de sus vacaciones. Durante estos días en los que no hay que ir a trabajar se busca viajar, estar con los amigos y la familia, salir a cenar, aprovechar para realizar actividades para las que no se tiene tiempo durante el resto del año y, en definitiva, desconectar de la rutina. Sin embargo, son muchas las personas que no consiguen olvidarse de su trabajo, lo cual les impide disfrutar plenamente de su tiempo de ocio. Por eso, en este artículo te damos 5 consejos para que puedas aprovechar al máximo estos momentos de descanso. 

 

¿Por qué es importante dejar a un lado las obligaciones laborales? 

Hacer un paréntesis en nuestra rutina laboral es necesario por varias razones, pero, principalmente, por salud. Tanto si sufres estrés o sobrecarga por las horas que dedicas a tu profesión y a la cantidad de responsabilidades que tienes como si no, tu cuerpo y tu mente te van a agradecer que realices una pausa. Descansar y despejar la mente es necesario para todo el mundo, ya que, entre otras cosas, te reportará los siguientes beneficios: 

 

  •  Mayor claridad mental: no preocuparte por tu trabajo durante un tiempo te ayudará a pensar de forma más lúcida. Dejar a un lado el “embotamiento” al que estamos sometidos en muchas ocasiones tendrá un impacto positivo en tus capacidades intelectuales. 
  • Buen humor: invertir tus días en pasarlo bien y relajarte repercutirá en tu estado de ánimo, haciendo que este mejore considerablemente y disfrutes más de las actividades que lleves a cabo. 
  • Prevención de problemas físicos y psicológicos: la constante preocupación por cuestiones laborales puede generar ansiedad y dolores en zonas del cuerpo como la espalda, el cuello o la cabeza. Si este es tu caso, desintoxicarte durante unas semanas te ayudará a mejorar tu estado. 
  • Mejores relaciones personales: cuando estamos enfrascados en nuestra burbuja de trabajo, solemos desatender a nuestro entorno personal. Aprovechar esta época para despejarte hará que te relaciones de una forma más satisfactoria. 
  • Recargar las pilas: después del tiempo de ocio, toca volver a trabajar, y estar descansado de mente y cuerpo te ayudará a regresar con energía a tu rutina. 

 

5 claves para que desconectes durante tus vacaciones 

Puede que tengas claro que quieres olvidarte de tus responsabilidades laborales durante estos días, pero que, como tantas otras personas, no sepas cómo hacerlo. Por eso, te compartimos los siguientes consejos para que puedas lograrlo con facilidad: 

 

1. Acaba tus tareas antes de desconectar 

Para conseguir tu objetivo, es imprescindible que te asegures de no arrastrar cargas. Toca descansar y, por eso, es importante que no hayas dejado tareas pendientes que necesites atender durante tu tiempo de desconexión. Para ello, es aconsejable no sólo que finalices cualquier labor que dependa de ti para ser completada, sino también que proporciones a tus compañeros toda la información que puedan necesitar durante tu ausencia para asegurarte de que te van a molestar lo menos posible. 

 

2. Aléjate del móvil y del ordenador 

En la actualidad, nos pasamos los días pegados a pantallas, ya sea porque nuestro puesto así lo requiere o por placer. En concreto, nuestro Smartphone se ha convertido en un elemento esencial en nuestras vidas y, aunque nos ofrece numerosas ventajas, también absorbe nuestro tiempo con facilidad. Por eso, para poder cumplir con éxito la tarea de desconectar, es conveniente que dejes de utilizarlo con frecuencia, especialmente si lo que haces es comprobar el correo electrónico o responder mensajes laborales. 

Si por las circunstancias que sean, necesitas revisar tu bandeja de entrada para atender cuestiones laborales, intenta establecer una franja horaria diaria o semanal para hacerlo, siempre intentando que no interfiera con las actividades que tienes planeadas ni con tus compromisos personales. 

Asimismo, intenta evitar consultar tu móvil justo antes de acostarte, puesto que así, ayudarás a tu mente a relajarse y tu cerebro asimilará que es hora de descansar. 

 

3. Pasa tiempo con tus seres queridos 

Por lo general, nuestras rutinas no nos permiten disfrutar de todo el tiempo que nos gustaría con aquellas personas que nos importan. Aprovechar las vacaciones para pasar momentos de calidad con nuestro entorno no sólo nos ayudará a desconectar de nuestro trabajo, sino que también nos ayudará a empatizar más, a estar más felices y a sentirnos satisfechos y realizados. 

 

4. Olvídate de las prisas y de las obligaciones 

El ritmo frenético de la vida laboral tiende a absorbernos y a hacer que vayamos de un lado a otro corriendo, siempre intentando cumplir con nuestras tareas y con todos los compromisos en tiempo récord. Durante tu época de desconexión, intenta tomarte las cosas con calma y no ponerte horarios estrictos, de forma que puedas descansar y relajarte. Olvídate de los madrugones y de vivir acelerado: baja el ritmo y disfruta. 

 

5. Aprovecha para hacer actividades que te apasionen 

Seguramente haya un sinfín de tareas que te gustaría hacer o probar, pero nunca parece ser el momento adecuado. Pues bien, las vacaciones son el momento ideal para que visites ese lugar que tanto te gusta, cenes en tu restaurante favorito, practiques por fin ese deporte que lleva tiempo apeteciéndote o veas esa serie en la que llevas pensando desde hace meses 

 

Si pones en práctica todos estos consejos, conseguirás olvidarte de todas tus preocupaciones y aprovechar el verano como te mereces, lejos del estrés, de la rutina y de las responsabilidades laborales. ¡Desde Grupo Clave te deseamos un feliz verano!