Gestión y desarrollo del talento humano en una organización

Gestión y desarrollo del talento humano en una organización

Gestión y desarrollo del talento humano en una organización

Todas las empresas quieren tener un equipo compuesto por individuos de gran talento capaces de proponer grandes ideas y de buscar las mejores soluciones a los problemas que surgen en el día a día. Pero, a menudo sucede que, incluso aquellos que han conseguido formar un equipo de empleados talentosos, no obtienen los resultados que esperan. ¿Cuál es el motivo? En la mayor parte de los casos, la causa es que las empresas no son capaces de gestionar y desarrollar el talento con el que cuentan. En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber para una gestión y desarrollo efectivos del talento humano dentro de tu empresa u organización.

 

¿Qué es la gestión del talento humano?

Desde un punto de vista técnico consiste en una serie de procesos integrados que buscan atraer, potenciar, motivar y retener a aquellos individuos que poseen aptitudes y habilidades en uno o varios ámbitos y que son de gran valor para la organización.

En la práctica, la gestión del talento, además de perseguir que los individuos alcancen su máximo potencial, también busca conseguir los mejores resultados posibles para la empresa u organización, gracias a un equipo profesional y desarrollado. Para ello es imprescindible lograr que los trabajadores sean capaces de asumir nuevas responsabilidades y roles, así como de afrontar nuevos retos y situaciones.

 

Estrategias para gestionar y desarrollar el talento humano

  1. Reclutamiento e incorporación a la empresa

Para poder sacar el máximo rendimiento a los esfuerzos de gestión y desarrollo del talento, es muy importante contar con un plan de reclutamiento enfocado en atraer individuos talentosos y en conseguir que estos quieran quedarse en la empresa. Para ello, además de definir bien qué se les va a ofrecer a los nuevos empleados y cómo, también es fundamental contar con personal de recursos humanos capaz de detectar el talento y saber brindar a cada candidato aquellas oportunidades adaptadas a sus necesidades.

Asimismo, el proceso de incorporación de los candidatos a la organización también es relevante, ya que será el momento en el que los nuevos trabajadores pasen a formar parte de los equipos de trabajo y se conviertan en agentes activos de la empresa.

 

  1. Elaboración de planes estratégicos y políticas de gestión del talento

Mediante la elaboración de planes estratégicos y políticas de gestión de talento que fijen metas cuantificables y objetivos medibles se busca marcar el rumbo a seguir en la empresa respecto a la gestión del talento. Es importante que estos planes se encuentren alineados tanto con los objetivos corporativos como con las medidas propuestas para potenciar el desarrollo dentro de la empresa y los recursos humanos disponibles.

 

  1. Realizar evaluaciones 360°

Una evaluación 360° consiste en examinar las competencias de los trabajadores que forman parte de una organización de manera integral mediante el análisis de las relaciones que el empleado mantiene. Por lo general, los líderes de los equipos son los que más facilidades tienen para obtener información a este respecto, aunque en este tipo de evaluaciones también se incluye feedback de otros compañeros e incluso clientes.

 

  1. Detectar y desarrollar el liderazgo

Organizar actividades cuyo objetivo sea mejorar las habilidades de liderazgo de los trabajadores tendrá un impacto positivo en los empleados. Contar con líderes efectivos, resolutivos y de confianza se trata de un aspecto clave a la hora de gestionar y desarrollar el talento humano de una organización y hacerlo sostenible en el tiempo.

 

  1. Desarrollo Profesional

Para retener y potenciar el talento, es necesario elaborar planes de desarrollo profesional para que los empleados puedan progresar y evolucionar, tanto en la empresa como a nivel personal. Para ello, es importante vincular los logros individuales de los empleados con los objetivos a conseguir por las organizaciones. De esta forma se consigue motivar a los trabajadores para que rindan al máximo en sus tareas.

 

  1. Reconocimiento de los éxitos

Un programa de reconocimiento de éxitos para los empleados sirve tanto para estimular la actividad de las personas trabajadora y los equipos, como para potenciar su creatividad y colaboración. Además de ayudar a potenciar el talento, este método es eficaz para conseguir una menor rotación del personal.

 

  1. Retención del talento

Es importante llevar a cabo estrategias e incentivos que busquen retener al talento de la organización. Para ello, será necesario ofrecer condiciones competitivas a los empleados. Por ejemplo: un salario adecuado al puesto que se está desempeñando, facilitar la conciliación de la vida personal y laboral y un buen ambiente de trabajo son factores que pueden acabar determinando si una persona decide o no continuar en la organización.

 

Beneficios del desarrollo del talento

El desarrollo del talento humano en las organizaciones tiene ventajas significativas tanto para los empleados como para las empresas. Entre los beneficios más relevantes para las empresas destacan los siguientes:

  • Reducción de costes: al fomentar el desarrollo del talento dentro de la propia empresa, se producen sinergias y optimización de tiempo de trabajo.
  • Mejora de la imagen de marca: cuando una empresa se posiciona como captadora de talento, su imagen de marca se ve fortalecida y, al mismo tiempo, atrae cada vez más talento.
  • Aumento de la productividad: el rendimiento de los trabajadores suele aumentar cuando su talento está siendo bien desarrollado y canalizado dentro de una organización.

 

Entre los beneficios más importantes para los trabajadores cabe mencionar los siguientes:

 

  • Aumento del rendimiento laboral: al incrementar el desarrollo del talento propio, el empleado realiza sus tareas de un modo más eficiente, lo que también reporta satisfacción personal.
  • Mejor ambiente laboral: al mejorar el rendimiento y la satisfacción, los empleados se sienten más cómodos en sus puestos de trabajo y, en consecuencia, se reducen los problemas y conflictos.
  • Mayor motivación: cuando una empresa u organización invierte tiempo y recursos en sus empleados, estos se sienten más motivados en su trabajo porque reconocen la confianza que la empresa les ha otorgado.

 

Tal y como hemos visto, gestionar y desarrollar el talento humano en una organización es fundamental para que los empleados se sientan satisfechos y realizados y para que la empresa pueda avanzar y crecer de forma segura. Si estás buscando asesoramiento sobre cómo llevar a cabo la gestión y desarrollo del talento, en Grupo Clave tenemos lo que necesitas.