¿Cómo medir la productividad del teletrabajo?

¿Cómo medir la productividad del teletrabajo?

¿Cómo medir la productividad del teletrabajo?

 

Con el auge inesperado del teletrabajo, surgen las dudas y los temores de la compañía frente al control de su plantilla. Desde la distancia, se vuelve más complicado y es por eso que las empresas ya han agudizado su ingenio para saber si sus profesionales cumplen con las expectativas esperadas.

En Grupo Clave disponemos de un servicio de consultoría de RRHH que puede ayudarte a resolver tus dudas sobre la correcta medición de la productividad del teletrabajo dentro de tu organización.

Teletrabajo y productividad, ¿Cómo la medimos?

Llegados a este punto, debemos confiar que nuestro personal va a seguir cumpliendo con sus tareas y no sacar ventaja de su nuevo entorno laboral para dedicar su tiempo a realizar otras actividades.

Si tenemos dudas, o simplemente queremos llevar un control, existen una serie de metodologías que te ayudarán a motivar a tu equipo y a medir la productividad.

Establecer objetivos

Es importante marcar una meta, un propósito que cumplir y, sobre todo, comunicárselo al profesional. De esta forma tendrá un tiempo específico para realizarla, ayudándole a organizarse y saber qué es lo prioritario para él, marcando unos objetivos claros y realistas.

Organización de las tareas

Una vez definidos los objetivos pasaremos a organizar las tareas, tanto para empleados como para la propia empresa, estableciendo unas prioridades y tiempos para realizar cada actividad.

Organizar reuniones semanales

Es importante la comunicación entre ambas partes y organizar las tareas en conjunto. Debemos escuchar y saber cómo ven los plazos nuestros trabajadores y si necesitan de un tiempo mayor para cumplirlos, puede que la carga laboral sea mayor de lo que pensamos y estemos sobrecargando a nuestros empleados, esto afectará a la productividad directamente.

Implementar incentivos

Para fomentar la motivación, podemos implantar un sistema de incentivos. En base a los objetivos marcados y una vez alcanzados se puede premiar al trabajador con un día extra de vacaciones. De esta forma, se sentirán recompensados por el esfuerzo además de la satisfacción de saber que continúan cumpliendo con las expectativas marcadas y el ritmo de trabajo esperado.

Encuestas de calidad

Otra forma de medir la productividad y la calidad de nuestro trabajo es realizar encuestas de calidad, tanto a nivel interno como externo. Pedir a nuestros clientes y personal que valoren el trabajo de forma anónima, nos dará una visión objetiva de cómo se está llevando a cabo nuestro servicio.

¿Qué herramientas nos pueden ayudar?

En ocasiones, se necesita disponer de sistemas específicos para controlar la productividad de la plantilla o bien sus horarios. Cada empresa debe decidir qué sistema es más conveniente dependiendo de su caso, e instalar en los dispositivos facilitados a las personas trabajadoras el software para que puedan utilizarlo.

  • Existen sistemas manuales, como, por ejemplo, tarjetas que el personal introduce en su ordenador y de esta forma la empresa puede saber cuándo inicia y finaliza la jornada laboral.
  • Sistemas biométricos, más avanzados, pero también más fiables, sistemas como el reconocimiento facial.
  • También pueden disponer de programas destinados al registro de horas, dónde el trabajador debe computar el total de horas realizadas y el tiempo dedicado a cada tarea.

Es importante medir la productividad, pero también demostrar confianza en nuestros trabajadores, algunos estudios ya han demostrado que el teletrabajo puede incrementar la productividad hasta en un 6%, por lo tanto, puede incluso que hasta nos veamos favorecidos por la nueva situación. Debemos apostar por nuestro personal y confiar en su profesionalidad.