Tecnoestrés

Tecnoestrés: 11 síntomas

Publicado el: 26 mayo 2022Categorías: Consejos

Si algo ha cambiado nuestro día a día y la forma en la que interactuamos entre nosotros en los últimos tiempos, sobre todo entre las generaciones más jóvenes, es el uso de las redes sociales y las nuevas tecnologías. Este fenómeno no solo se ha entrometido en nuestra vida personal, sino que también lo ha hecho en nuestros puestos de trabajo, provocando el tecnoestrés.

Las nuevas tecnologías han llegado para quedarse y es nuestra responsabilidad crecer con ellas y, a su ritmo, para mantenernos actualizados. Normalizar su uso en el día a día es una tarea pendiente para gran parte de las personas de mediana edad que siguen en activo laboralmente.

Como ocurre con todos los cambios generacionales y lo que implican, hay una parte de la población que no se adapta a ellos, tanto por incapacidad como por pensar que no es necesario. En el caso de las nuevas tecnologías y la comunicación (TIC o Tecnologías de la Información y la Comunicación), algunas personas trabajadoras no consiguen gestionarlas de forma saludable, provocando un estado psicológico negativo. Esta situación es conocida como tecnoestrés y cada vez afecta a más personas empleadas.

¿Hablamos de un nuevo tipo de estrés? ¿Qué significa tecnoestrés? ¡Sigue leyendo para descubrirlo!

Qué es el tecnoestrés

El Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo define el tecnoestrés como “el estrés específico derivado de la introducción y uso de nuevas tecnologías en el trabajo, que conlleva efectos psicosociales negativos derivados del uso de las tecnologías de la información y comunicación (TIC)”.

“Concretamente”, añade, “consiste en una mala adaptación para tratar con las nuevas tecnologías de manera saludable”.

“El tecnoestrés está determinado por la invasión en la vida diaria de teléfonos móviles, e-mails, PDAs, etc.

Como en otras situaciones de estrés, el tecnoestrés es resultado de un proceso perceptivo de desajuste entre demandas y recursos disponibles, que conlleva el desarrollo de actitudes negativas o perjudiciales hacia las tecnologías de la información y la comunicación. Tecnoestrés es un término «cajón de sastre» que alberga diferentes tipos específicos de tecnoestrés, como la tecnoansiedad, la tecnofatiga o la tecnoadicción”.

 

Tipos de tecnoestrés

El término tecnoestrés alberga varios tipos de ansiedad provocados por las nuevas tecnologías. Entre ellos, según el Laboratorio Farmacéutico Cinfa, encontramos:

  • TECNOANSIEDAD:

Es el más conocido y consiste en que las personas trabajadoras tienen altos niveles de activación fisiológica no placentera, así como tensión y malestar por el uso de algún tipo de TIC. Tienden a tener actitudes escépticas respecto al uso de tecnologías, además de pensamientos negativos sobre la propia capacidad para manejarlas, llegando incluso a evitarlas.

  • TECNOFATIGA:

Se caracteriza por sentimientos de cansancio y agotamiento mental debido al uso excesivo de las TIC. A veces se complementan con actitudes escépticas o creencias de ineficacia respecto a su uso. Además, existe un tipo específico de tecnofatiga, denominado síndrome de la fatiga informativa, que se basa en la sobrecarga de información que sufrimos cuando utilizamos internet.

  • TECNOADICCIÓN:

Los tecnoadictos son aquellas personas que quieren estar al día de los últimos avances tecnológicos y acaban siendo dependientes de la tecnología. En este sentido, uno de cada tres encuestados (32%) por el Observatorio de Prevención de Riesgos Laborales (OPRL) asegura que siempre o con frecuencia se siente mal si no tiene acceso a las nuevas tecnologías (mail, móvil, Internet), mientras que un 28% siente un impulso interno que le obliga a usarlas en cualquier momento y lugar.

Servicios jurídicos

Causas del tecnoestrés y cómo evitarlo

Ya sabemos qué es el tecnoestrés y los tipos que podemos diferenciar, pero ¿qué causa esta ansiedad? Y, sobre todo, ¿cómo podemos evitarlo?

Existen varios factores que pueden provocar un aumento en el riesgo de la aparición de este tipo de trastornos entre las personas empleadas de una empresa. Algunos de ellos son:

  • La sobrecarga de trabajo: Es importante que las personas empleadoras sean conscientes del tiempo del que disponen sus empleados y el que invierten para realizar sus tareas. Los horarios concretos ayudan a las personas trabajadoras a administrar su tiempo y sus recursos, evitando así situaciones de estrés.
  • La rutina: La monotonía en el trabajo hace más probable que aparezcan trastornos como el tecnoestrés entre las plantillas de las empresas. Por ejemplo, cuando el trabajo a desarrollar con las TIC por las personas empleadas es aburrido y no requiere de un esfuerzo mental. Una forma de evitar dicha rutina es administrar las actividades en periodos cortos repartidos durante la semana, para que no ocupen gran parte de la jornada de trabajo.
  • La sobrecarga de información para ejecutar una tarea: Un exceso de información a la hora de realizar una tarea puede sobrecargar a las personas empleadas. Una de las opciones para que esto no ocurra, es proporcionar solo la información necesaria para que los empleados puedan desarrollar sus actividades adecuadamente.

El VII Estudio CinfaSalud ‘Percepción y hábitos de la población española en torno al estrés’ señala que tres de cada diez españoles admiten que las nuevas tecnologías aumentan su nivel de estrés. De ellos, siete de cada diez consideran “imposible desconectar del móvil, la tablet o las redes sociales” como causa principal de ese tecnoestrés.

Las personas trabajadoras pueden llegar a desarrollar un sentimiento negativo hacia las TIC, e incluso síntomas fisiológicos y emocionales típicos del estrés, además de otros síntomas específicos como la ansiedad, el agotamiento mental, el aislamiento social o la dependencia del uso de la tecnología.

Síntomas del tecnoestrés

El tecnoestrés se manifiesta tanto a nivel fisiológico, como psicológico y emocional. Sus síntomas pueden exteriorizarse como:

  1. Pérdida de autoconfianza
  2. Falta de motivación en el trabajo o en actividades habituales
  3. Baja en el rendimiento laboral
  4. Conflictos en las relaciones interpersonales
  5. Dificultades de memoria
  6. Dificultades de concentración
  7. Ansiedad
  8. Irritabilidad
  9. Frustración
  10. Ira
  11. Depresión

Implementar estrategias de prevención de los efectos nocivos del uso excesivo de las nuevas tecnologías en las empresas y reconocer la presencia de los síntomas tempranos del tecnoestrés es fundamental para el bienestar de los trabajadores de cualquier compañía.

Evita que tus personas empleadas sufran cualquier tipo de trastorno relacionado con el tecnoestrés, confiando tu proyecto al departamento de Servicios jurídicos de Grupo Clave. El equipo jurídico promoverá medidas de prevención a través de un Protocolo de Desconexión Digital a medida para tu empresa.

Servicios jurídicos

Comparte este artículo

Categorias

Entradas recientes