habilidades resolución de conflictos

5 habilidades necesarias para la resolución de conflictos en el trabajo

Published On: 14 febrero 2022Categorías: Consejos

Mantener una relación positiva entre las personas trabajadoras de una empresa es fundamental para que éstas se encuentren cómodas en sus puestos de trabajo. Sin embargo, sucede que, en ocasiones, surgen malentendidos y enfrentamientos que ponen en jaque el buen clima laboral. En este artículo te contamos 5 soft skills o habilidades blandas que te ayudarán a a la resolución de conflictos en el trabajo.

¿Qué son los conflictos laborales? 

Se entiende por conflicto laboral toda discusión, disputa, desencuentro y, en los casos más graves, faltas de respeto entre una o varias personas trabajadoras dentro de una organización. Dichas desavenencias dificultan las relaciones entre las personas empleadas, deterioran el ambiente laboral y entorpecen la consecución de los objetivos de los equipos y, en último término, de la compañía. 

Por ello, ser capaces de lidiar con esto tipo de situaciones y, sobre todo, prevenirlas, es fundamental para desarrollar un entorno de trabajo positivo, afrontar posibles desafíos de manera conjunta y asegurar la obtención de resultados satisfactorios para la empresa. 

¿Cómo detectar si existen conflictos en el trabajo? 

Aunque hay circunstancias en las que la existencia de problemas laborales entre los trabajadores y trabajadoras es evidente, también se dan otros casos en los que estos no son tan fáciles de detectar.  

Uno de los factores que, a menudo, indica que el ambiente laboral no es el adecuado es la alta rotación de personal. La renuncia de varias de las personas trabajadoras de una organización en un periodo de tiempo relativamente corto suele ser una señal inequívoca de que algo no anda bien, y la causa podría ser la existencia de uno o varios conflictos entre los miembros de la plantilla.  

Asimismo, si percibes que el personal de la empresa ha bajado el nivel de productividad o que algunas de las personas trabajadoras muestran inquietud y/o nerviosismo, es probable que se deba a que no se sienten cómodas en su puesto de trabajo, y esta situación podría ser derivada de una mala relación entre las personas trabajadoras. 

5 habilidades para la resolución de conflictos 

Para favorecer un ambiente laboral sano y reducir las diferencias entre los miembros de una plantilla, existen varias competencias que, bien desarrolladas, tendrán un impacto positivo en las relaciones laborales. A continuación, te explicamos 5 de ellas. 

1. Asertividad 

La asertividad es la capacidad de expresar las propias emociones e ideas de manera clara y calmada, sin incurrir en las faltas de respeto hacia los demás y sin permitir que los demás nos ataquen. Desarrollar esta habilidad es fundamental para poder establecer conversaciones fluidas y para sustituir la discusión por un diálogo productivo que permita que ambas partes se sientan tenidas en cuenta. 

2. Escucha activa

La escucha activa consiste en prestar plena atención a lo que nuestro interlocutor nos está diciendo, teniendo en cuenta todos los detalles del mensaje que se nos está comunicando y realizando preguntas, siempre con educación, en caso de necesitar más información. 

En el caso de un conflicto, poner en práctica esta competencia nos ayudará a entender mejor cuál es el punto de vista de la persona que tenemos delante, y también hará que dicha persona se sienta escuchada y valorada.

3. Empatía

La empatía es la capacidad que tenemos los seres humanos de ponernos en el lugar de los demás, comprendiendo sus sentimientos y sus reacciones y también las razones por las que se sienten de una determinada manera. Esta habilidad nos permitirá crear relaciones sanas con el resto de las personas trabajadoras de la empresa y nos ayudará a entender al otro cuando surjan diferencias, previniendo de este modo la aparición de conflictos.

4. Tolerancia

La tolerancia es la capacidad de respetar ideas y pensamientos diferentes a los propios, incluso en aquellos casos donde no compartimos lo que la otra persona está manifestando. Ser capaces de tolerar lo diferente es imprescindible para prevenir malentendidos y problemas que puedan erosionar las relaciones entre personas trabajadoras. Además, ser tolerantes también nos permitirá enriquecer nuestros puntos de vista, así como fomentará la aceptación entre iguales.

5. Responsabilidad

En nuestra vida laboral, al igual que en el ámbito personal, todas las personas cometemos errores y nos equivocamos. Por ello, para evitar posibles conflictos, es muy importante que nos responsabilicemos de las consecuencias de nuestros actos, así como que cumplamos con nuestras promesas y obligaciones. De este modo, estaremos siendo más honestos con los demás y crearemos un espacio para la confianza mutua. 

Tal y como te hemos contado, la resolución y prevención de conflictos laborales es fundamental para que las personas trabajadoras se sientan cómodas en su lugar de trabajo, así como también lo es para que una empresa pueda lograr sus objetivos. En Grupo Clave somos expertos en formación para empresas y nos dedicamos a desarrollar las habilidades y el talento de tu organización mediante experiencias de aprendizaje creadas ad hoc que sitúan a las personas en el centro. Si tú también quieres mejorar el desempeño de tus equipos, ¡desde Grupo Clave podemos ayudarte! ¿Hablamos? 

Comparte este artículo

Categorias

Entradas recientes