¿Qué es el coaching empresarial y por qué aplicarlo?

Published On: 19 noviembre 2021

En la actualidad nos encontramos con muchas personas trabajadoras que no se sienten motivadas en sus puestos de trabajo, dirigentes que no saben ejercer de líderes efectivos para sus equipos y falta de eficiencia para conseguir objetivos colectivos. Estos déficits impactan negativamente en el desarrollo de la empresa y en su crecimiento, llegando a provocar que su actividad se estanque e, incluso, que el negocio sufra pérdidas. Para poner fin a estas carencias y redirigir la empresa hacia el éxito, el coaching empresarial es una de las herramientas más eficaces.

¿Qué es el coaching empresarial?

Es uno de los instrumentos utilizados por las compañías para mejorar su rendimiento prestando atención a su capital humano. Con esta herramienta se busca el desarrollo de las competencias de las personas trabajadoras, sacar el mejor partido posible a sus aptitudes y sus habilidades, aumentando así, su productividad. Además, también ayuda a conseguir equipos más cohesionados y de alto rendimiento.

3 tipos de coaching empresarial

Dentro del coaching empresarial existen tres formas distintas de aplicación en función de a quién van dirigido:

1. Coaching ejecutivo

El coaching ejecutivo está dirigido a los altos cargos de las empresas y el fin que persigue es que estas personas puedan convertirse en auténticos líderes efectivos y obtener sus objetivos. Tras una primera evaluación de las cualidades del ejecutivo, el coach identifica sus puntos fuertes y débiles y desarrolla un plan para trabajar tanto aquellos aspectos a mejorar como las fortalezas que se deben potenciar.

2. Coaching de equipos

El coaching de equipos sirve para que los integrantes de los grupos de trabajo de una empresa desarrollen confianza mutua, aumenten su productividad, se sientan más implicados y realizados y consigan cumplir con sus metas. Este tipo de coaching, que se suele realizar de manera conjunta, sirve para conseguir equipos de alto rendimiento capaces de afrontar los retos con seguridad y conseguir resultados exitosos.

3. Coaching organizacional

El coaching organizacional está destinado a lograr eficacia en los resultados de las empresas, alcanzando sus objetivos estratégicos. A diferencia del coaching ejecutivo y del de equipos, el organizacional trabaja con la empresa en su conjunto para mejorar la relación y coordinación de los distintos departamentos y áreas, identificando objetivos comunes que permitan que el negocio funcione como un todo. En otras palabras, se busca reconocer un propósito colectivo capaz de motivar a toda la plantilla y que todas las personas trabajadoras vayan en la misma dirección.

4 estilos de coaching empresarial

A la hora de realizar coaching empresarial, hay cuatro estilos que destacan por su efectividad.

La elección de un estilo u otro vendrá determinado en función de las necesidades de la empresa, el equipo o el individuo al que se esté atendiendo.

1.Coaching sistémico

Este tipo de coaching coloca al individuo como parte de un ecosistema formado por las distintas áreas que componen la empresa y busca poner de manifiesto la interconexión que existe entre todas las personas trabajadoras y los departamentos. Para ello, se busca que las personas trabajadoras tomen conciencia de cómo las acciones que realizan tienen un impacto en otras áreas del sistema y se conviertan en agentes activos y dinámicos capaces de aportar ideas y soluciones.

2. Coaching cognitivo

El coaching cognitivo trabaja, entre otras cosas, la creatividad, la memoria, la percepción y la comunicación de los individuos con el fin de potenciar sus habilidades. La intención de este estilo de coaching empresarial es entrenar a los individuos y a los equipos para afrontar retos y aumentar su rendimiento de cara a la consecución de objetivos comunes.

3. Coaching basado en la inteligencia emocional

Este tipo de coaching tiene por objetivo enseñar a los individuos a gestionar sus emociones, siendo éste un aspecto clave del bienestar personal y, por tanto, imprescindible para contar con personas trabajadoras motivadas. Con esta técnica se busca que la persona sea capaz mantener una actitud positiva, tome decisiones con facilidad y maneje los momentos difíciles con seguridad.

4. Coaching de Programación Neurolingüística (PNL)

El coaching PNL busca que los individuos sean conscientes de lo que hacen y de cómo lo hacen para poder cambiar sus patrones de conducta y ser más resolutivos y eficaces. A través de técnicas que se centran en el aquí y el ahora, se consigue que las personas trabajadoras lleven a cabo acciones que les permitan crecer tanto a nivel personal como laboral.

¿Cómo beneficia a tu empresa el coaching empresarial?

El coaching empresarial ayudará a que tu empresa alcance sus objetivos y se desarrolle en la dirección adecuada, incrementando las probabilidades de éxito tanto en el presente como en el futuro. Destinar recursos a entrenar líderes, equipos y organizaciones de alto rendimiento es una inversión que ayudará a mejorar la cultura de empresa, haciéndola más eficiente y rentable.

Además de este aspecto clave, el coaching empresarial también proporciona otros beneficios a tu empresa:

1. Mejora del ambiente laboral

Las personas trabajadoras sienten más confianza tanto en sí mismas como en el equipo y en la organización, por lo que su nivel de motivación aumenta y el número de conflictos disminuye.

2. Mayor adaptación al cambio

Al trabajar las habilidades de las personas trabajadoras y fomentar su creatividad, flexibilidad y comunicación, éstas estarán más preparadas para afrontar todo tipo de cambios de manera rápida y eficiente.

3. Desarrollo del talento

Dado que el coaching empresarial busca trabajar directamente con los individuos que conforman una empresa para mejorar su rendimiento, contar con especialistas capaces de detectar el talento y potenciarlo producirá un aumento considerable en la actividad del negocio.

4. Liderazgo y gestión de equipos

Trabajar la figura de una persona líder que comprenda y que sepa dirigir a su equipo desde el respeto y la confianza repercutirá en la mejora de la gestión de los tiempos de trabajo y aumentará la productividad del grupo y, en general, de la organización.

Tal y como hemos visto, el coaching empresarial ayuda a tu empresa a mejorar su rendimiento tomando como punto de partida el capital humano con el que cuenta. Si tú también buscas la excelencia en tu estrategia de negocio, Grupo Clave es la consultoría laboral que te ayudarán a conseguir tus objetivos.

 

Comparte este artículo

Recent Posts