formación para empresas

6 tips para elegir la formación idónea para tu plantilla

Published On: 04 mayo 2022Categorías: Consejos

El mercado laboral se ha convertido en un terreno muy competitivo, en el que cualquier forma de diferenciarse del resto de las empresas de la competencia es clave para triunfar. Una de las claves más importante para singularizarse son las personas trabajadoras que forman la plantilla de una empresa.

Hay puestos de trabajo en los que prima la experiencia y la formación que ya posean las personas empleadas en su currículum, y otras en las que la actitud y la proactividad están mejor valoradas para conseguir un puesto de trabajo. En cualquier caso, una buena formación por parte de la empresa es fundamental para ambas partes a la hora de unificar la forma de trabajo de la plantilla para que sea lo más eficaz posible.

Además, y debido al constante cambio del mercado laboral, es importante que las personas trabajadoras se mantengan actualizadas y desarrollen nuevas competencias al mismo ritmo. Es aquí donde las compañías deben valorar los planes de formación.

La importancia de los planes de formación 

España se posiciona a la cola de los países europeos que apuestan por los planes de formación para las empresas, ya que son pocas las compañías que bonifican a sus personas empleadas con planes formativos. Este dato es bastante negativo, teniendo en cuenta que el 71% de personas trabajadoras consideró necesario algún tipo de capacitación de personal para mejoras sus capacidades, según el estudio “El Futuro Real del Trabajo” que realizó Gallup en 2018.

Por eso, las compañías deben facilitar a sus plantillas formación específica que permitan desarrollar las habilidades de las personas trabajadoras y elevarlas a otro nivel.

¿Por qué es importante para las empresas? Existe un motivo fundamental. La compañía se beneficia al potenciar las aptitudes y actitudes de las personas trabajadoras para su puesto de trabajo, puesto que, tienen la oportunidad de diseñar a medida el plan de formación. Para ello, lo primordial es detectar las principales debilidades de la compañía y crear una fórmula que permita terminar con las flaquezas contando con las personas empleadas.

Beneficios de los planes de formación para las empresas

Entre los beneficios más destacados de los planes de formación para las empresas están:

  • Aumentan las ventajas competitivas de las compañías frente a su competencia.
  • Mejora la motivación laboral y crece el compromiso de la plantilla con la empresa.
  • Aumenta la productividad, la competitividad y los beneficios.
  • Transmisión y consolidación de los valores, la misión y la cultura de la compañía entre sus personas empleadas.

Objetivos de los planes formativos

Ya sabemos qué son los planes formativos, cuál es su importancia y qué beneficios puede aportar a las empresas, pero ¿cuáles son los objetivos de realizar estos cursos entre las personas trabajadoras de una empresa? Fundamentalmente, dos:

  • Detectar las competencias de las personas integrantes de la plantilla: antes de elegir o implementar un plan de formación, debemos tener claro cuáles son las capacidades de la plantilla actual, sus debilidades y los objetivos que queremos alcanzar mediante el curso formativo. De esta manera, no solo seremos conscientes de los puntos a mejorar, sino que también sabremos cuál es el talento clave de cada persona que compone la plantilla de tu empresa.
  • Desarrollar las aptitudes de las personas trabajadoras: el objetivo fundamental de los planes de formación para las empresas es que las personas empleadas desarrollen sus aptitudes para cubrir puestos de trabajo clave dentro de la compañía. La seguridad de las personas trabajadoras en ellos mismos es muy importante a la hora de desarrollar un buen trabajo, ya que las personas que se consideran “bien formadas” se sienten más seguras desempeñando sus funciones.

Y ahora, con toda la información sobre la mesa, ¿cómo sabemos cuál es la mejor formación para la plantilla de nuestra empresa?

6 tips para elegir la formación adecuada para tu plantilla

La oferta formativa para las empresas es tan amplia como las necesidades que tiene cada compañía.

Algunas claves para tener en cuenta para elegir una formación adecuada para tu empresa son:

  1. Formaciones ad-hoc. Es necesario e imprescindible adaptar los contenidos a las necesidades de la empresa, así como a las aspiraciones o áreas de mejora de las personas trabajadoras. Es decir, las personas integrantes de una plantilla no desean formaciones estandarizadas.
  2. Persona formadora. Es muy importante la elección de la persona docente que impartirá la formación, puesto que, de esta forma la plantilla la valorará de manera positiva y útil.
  3. Colaboración estrecha con la dirección y el departamento de RRHH de la empresa. La estrategia de formación será más eficaz si se aúnan ambas partes, consolidando una cultura de aprendizaje, donde las personas trabajadoras estarán más receptivos a participar en programas formativos.
  4. Flexibilidad. Para captar el interés de las personas trabajadoras es necesario facilitarles el acceso a las formaciones desde cualquier dispositivo y en cualquier momento.
  5. Elección del momento. Hay que valorar cuál es momento idóneo para la impartición de la formación, así como tener en cuenta los hitos y novedades de la compañía.
  6. Analizar los resultados. Es necesario evaluar toda la información que se ha recabado de cada formación, si se ha elegido correctamente el formato, la duración, el número de personas por grupo, y de este modo, proponer mejores para las próximas.

¿Te has decidido ya y quieres proporcionar un plan de formación a tu plantilla? La formación de las personas trabajadoras contribuye al rendimiento y productividad de la empresa y, también repercute positivamente en el ambiente laboral.

Confía tu proyecto al departamento de Formación de Grupo Clave. Nuestros 30 años de experiencia en docencia de equipos nos avalan.

Formación para empresas

Comparte este artículo

Categorias

Entradas recientes