Entrevistas en Clave: Patricia Carazo

Entrevistas en Clave: Patricia Carazo

Entrevistas en Clave: Patricia Carazo

 

“La especialización y el servicio boutique de Grupo Clave hacen de nuestra compañía un socio Premium en la gestión de Personas”

Con 30 años como compañía de referencia en el sector de la gestión de RRHH, Grupo Clave afronta el futuro con la mirada en la expansión nacional y en la apuesta por la profesionalización y el fortalecimiento de las áreas de Selección y Headhunting.

Uno de los jóvenes valores de esta nueva etapa viene de la mano de la nueva responsable de People & Recruitment, Patricia Carazo.  Con seis años de experiencia en el ámbito de los RRHH, Carazo busca ahora consolidar el posicionamiento de Grupo Clave en imagen de marca y servicio a la altura de los mercados actuales, caracterizados por la exigencia, el dinamismo y la digitalización. Madrid, Galicia y Cantabria están en el centro de su diana geográfica. En el lado más humano, su objetivo pasa por constituir un equipo de consultores que, desde el bagaje y el conocimiento, trabajen por y para las personas, el “motor de nuestro negocio”, asegura.

P: En una compañía cuyo eje de trabajo son las Personas, ¿cómo enfocan la Selección?, ¿cómo es el equipo de consultores/as de Grupo Clave?, ¿cómo debe ser el consultor/a ideal?, ¿Cómo se detectan las llamadas habilidades blandas?

El enfoque del proceso está 100% orientado al candidato y hay que saber que la relación que se establece con él es mucho más personal, transversal y profunda. Huimos del puro proceso al uso de consultoría y la evaluación de las soft skills está en el centro. Se trata de captar la confianza del candidato para sacar su jugo y de compensar una balanza muy equilibrada entre capacidades técnicas (lo que pide el cliente en primer término) y lo que ofrece el candidato. En este sentido, buscamos tener una cantera de candidatos que poder ofrecerle al cliente y que no sea algo puntual ni one shot sino “fondo de armario”. El proceso muy de tú a tú es nuestro principal valor diferencial.

Nuestro/a consultor/a debe entender que el candidato es el motor de nuestro negocio, querer conocerlo, escuchar lo que le dice. Debe tener una capacidad de escucha activa brutal y saber leer entre líneas, con mucha atención al detalle. La experiencia también cuenta, por supuesto y al principio no identificas tan rápidamente cualidades o potencial, pero tras varias entrevistas, ya intuyes determinadas cosas. Funciona esto de que cuanta más gente conoces más fácil te resulta conocer a la gente. El consultor que buscamos en Grupo Clave debe gustarle tratar con las personas para conectarlas con otras personas. Es como organizar una fiesta a la que tú nunca vas, pero ¡que guste a todo el mundo!

P: ¿Cuáles son las zonas geográficas y sectores de actividad que más están demandando el servicio de Selección y Headhunting?

Nuestros clientes se encuentran en tres áreas geográficas estratégicas: Galicia y Cantabria, donde ya estamos consolidados y tenemos una buena base en sectores como el agroalimentario, el de la logística vinculado a los sectores de producción o sector IT. Y en Madrid y zona de influencia, donde debemos conseguir abrir camino y establecernos de manera segura primero en términos de marca y segundo, de alcance. Aquí los perfiles están más relacionados con áreas técnicas como ingenieros, e-commerce, TIC, marketing, etc. y la parte más ‘blanda’ en la que destacan banca, finanzas, tax y RRHH. Aquí empezaremos a trabajar en estas áreas, en las coincide que hay más demanda, sin hacer de ‘aspersor’. En Madrid el mercado es mucho más diverso, pero no se estaba trabajando de manera tan precisa hasta que hemos comenzado a armar el equipo.

P: ¿Qué pide el cliente?

Especialmente perfiles de reciente creación de los que no hay cartera y que todos, de una forma u otra, demandan. Se trata además de perfiles muy caros en el mercado (sector IT) que tenemos que seleccionar muy bien y a medida de cada organización. La demanda está cambiando permanentemente por la coyuntura del mercado y las propias circunstancias sanitarias. La crisis provocada por el Covid-19 ha supuesto un varapalo a sectores como el de la hostelería y otros auxiliares del turismo haciendo que la demanda bajase de manera considerable. No sabemos cuándo va a volver la recuperación y es en este período en el que tenemos que seguir dando respuestas eficaces a las necesidades actuales.

El mercado ha cambiado y lo sigue haciendo hacia perfiles más personales que sean capaces de crear y hacer crecer una organización, a diferencia de las empresas tradicionales en las que determinados perfiles encajaban en un engranaje pre-configurado. Ahora los roles no son herméticos ni estancos sino versátiles y muy transversales. Además, todo el mundo tiene un contacto directo entre sí y casi siempre con el exterior con lo que la conectividad ha de trasladarse también a los equipos profesionales. Cierto es que a medio plazo se estabilizará esta tendencia y vendrá otra de nuevos perfiles según la evolución (tecnológica, social…) y el cambio. Y en esta rueda, la de la oferta y la demanda, tendremos que girar.

P: ¿Qué retos se plantean en Selección?

Fundamentalmente tres:

1- Asentar el equipo para conseguir un buen conocimiento del cliente y, a partir de ahí, generar valor.

2- Posicionamiento de imagen de marca a medio plazo, sobre todo fuera de Galicia y Cantabria.

3- Y, por último, evidentemente: formalizar, procedimentar y empaquetar el producto. La finalidad, por supuesto, es conseguir hacer proyectos “llave en mano” con garantías y desarrollo futuro. Y repetir cada vez que surge una necesidad en el cliente.

P: La aceleración tecnológica que ha traído la era Covid, ¿cómo ha afectado al sector de la selección?

La pandemia ha acelerado los procesos de digitalización en todas las empresas y, obviamente, los Recursos Humanos se sitúan en el centro de estos procesos. En el caso de la selección esta aceleración se ha hecho más notable porque nos hemos reestructurado hacia lo digital, con procesos de reclutamiento y selección más flexibles y con herramientas tecnológicas como aliadas en cada ciclo del proceso. Asimismo, buscamos candidatos más versátiles, con capacidad de adaptación a los cambios inesperados (Covid), resilientes y con habilidades digitales.

Muchos de los cambios que hemos vivido permanecerán y se potenciarán, al haberse acelerado la era del Digital Employer Branding. Nuestros candidatos son digitales y esperan de las compañías nuevas formas de relación.

P: ¿Cuáles son las fortalezas de Grupo Clave?

Grupo Clave posee un análisis competencial muy profundo y que no suele ser lo habitual en el sector management hoy en día. El servicio es muy bueno en cuanto a dedicación, “muy boutique” y ésa es la principal fortaleza que queremos y estamos vendiendo, el trabajo Premium que marque distancia con nuestra competencia y aporte un sello de calidad a nuestros clientes.

El auge digital ha hecho necesario que las empresas cuenten con perfiles con gran empatía que sepan adaptarse al cambio, liderar, motivar y retener a los empleados. En Grupo Clave, como expertos en RRHH, trabajamos en ayudar a las organizaciones a identificar esos candidatos, al tiempo que potenciamos toda nuestra capacidad para humanizar las relaciones y la comunicación con los candidatos y los clientes.

La magia de este negocio es que tú tienes personas en ambas partes de la balanza, no productos

Nuestro ABC es saber que trabajamos con personas para otras personas y que a veces, aunque nuestro trabajo esté perfectamente hecho, no llega a fructificar por una cuestión de afinidades. Al final son decisiones de otras personas con criterios muy personales y subjetivos. Lo importante, sin duda, es la sensibilidad personal.

P: ¿Qué es para usted el Talento?

Evidentemente no es una competencia técnica. El ‘capital’ final de lo que debe entenderse por talento es lo que tú puedes aportar en tu globalidad; en una estructura, momento y lugar concretos. Hay personas que se incorporan para hacer una tarea y acaban ejecutando otra porque tienen capacidad/es. Eso es talento: aportar distintos valores desde tu perfil profesional que va muy de la mano del personal, con la voluntad de involucrarte en tareas y responsabilidades que no son estrictamente tu competencia.